El Síndrome del Yacente

El Síndrome del Yacente (o fantasma, según Anne Ancelin Schützenberger.), fue acuñado por el Dr. Salomon Sellam desde la psicogenealogía o la psicología transgeneracional.

 

 colecta

Estamos conectados con nuestros antepasados mediante un inconsciente familiar, a través del cual heredamos una información y unos programas que a menudo dirigen nuestra vida de una forma inconsciente.

Hay informaciones o programas de éxito que por supuesto aceptamos, disfrutamos y no queremos desprendernos de ellos, pero también hay programas que no lo son tanto.

El Yacente hereda toda la información de una persona que ha fallecido, esa información es un “regalo” que ese antepasado transmite a la persona, y pensaréis: ¿qué culpa tengo yo?, ¿Por qué me toca recibir esto?

Esa herencia no se transmite como un castigo, sino como una información desde su experiencia personal y desde lo que ha vivido. Por ejemplo: una mujer  se quedó viuda dos veces y le tocó sacar a sus hijos adelante a ella sola, la información que puede heredar su bisnieta es un programa de “mujer abandonada”, es decir, cuidado con los hombres que terminan dejándote sola.

 

Por eso la importancia de hacer al árbol familiar, como dice Jodorowsky: “tener un árbol y no hacerlo, es como tener un mapa del tesoro y no ir a por él”.

Ser Yacente es simplemente llevar una información, un programa que no nos corresponde.

Una característica de los Yacentes es que suelen tener la impresión de estar viviendo la vida de otro, les cuesta tomar decisiones, tienen etapas de melancolía, tristeza, depresión, no se permiten placer, no disfrutan de la vida, sienten que alguien dirige sus pasos, aún en contra de sus propios deseos o del sentido común.

También pueden sentirse paralizados en sus proyectos o bien desarrollar hiperactividad , pues Yacente significa “durmiente”. Así pues, se puede reparar esta memoria haciendo justo lo contrario, actuando compulsivamente, TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) ya que si me paro=muero.

Los estudios del Dr. Sellam sobre psicosomática clínica al igual que las “constelaciones esquizofrénicas” del Dr. Hamer, arrojan también resultados positivos en procesos psiquiátricos como neurosis, ansiedad, alucinaciones, esquizofrenia e hiperactividad mental entre otros.

Sin comentarios

Puedes publicar el primer comentario

Déjanos un comentario

Introduzca su nombre. Por favor, usa una dirección de email Introduce un mensaje