En la primera sesión, de unas dos horas, conseguimos que las personas entren en un estado de conciencia modificado por sugestión, recibiendo nuevas consignas para la reprogramación neuronal de sus hábitos y conductas alimentarias. El efecto es inmediato y muy satisfactorio. En esta sesión, se les entrega a los asistentes la información con las instrucciones para el control de sus conductas y de su peso y dos grabaciones que deberán escuchar todos los días, para reforzar diariamente el proceso de reducción de peso.

 

En estos audios además se utilizan técnicas de INDUCCIÓN AL SUEÑO, que mejoran o solucionan las alteraciones del descanso, disminuyendo la ansiedad que en los obesos se traduce como HAMBRE.

En las siguientes sesiones, se llevará un control de peso y se reforzará con hipnosis consciente.