lse

 

La Liberación Somato Emocional es una discipina manual que une el tratamiento del cuerpo y de la mente. Mediante la consulta emocional liberamos nuestro cuerpo y nuestra mente de los efectos, que determinados traumas, tanto físicos, como emocionales se han podido grabar en nosotros.

Desde la disciplina somato emocional el Dr. John E. Upledger, defiende la existencia de una acumulación de energía de origen físico o emocional que nuestro cuerpo no ha sido capaz de liberar. A esta formación le denomino “quiste energético”. Este concepto surge por que la tendencia natural del cuerpo es a encapsular o enquistar todas aquellas energías que no es capaz de liberar.

Estos quistes se albergan en nuestros tejidos, provocando zonas de disfunción. Nuestro organismo puede ser capaz de adaptarse a la existencia de muchos de éstos, pero le suponen un esfuerzo extra, llegando en ocasiones a no poder seguir adaptándose a esa alteración y empiezan a aparecer disfunciones.

Aunque un cuerpo razonablemente sano puede trabajar y adaptarse a un quiste energético, se requiere una energía extra para llevar a cabo las funciones corporales normales. Conforme pasan los años, el patrón adaptativo del cuerpo va perdiendo su efectividad: las disfunciones empiezan a aparecer, siendo cada vez más difíciles de ignorar o suprimir.

 

2Un quiste energético puede encerrar en su interior una emoción. Nadie puede negar que las emociones y los sentimientos nos afectan, no sólo mentalmente, sino también físicamente. Estos quistes emocionales alteran de igual manera a nuestro cuerpo, y puede que llegue un momento, en el que nuestro mecanismo de adaptación y supervivencia, no puede seguir soportando este esfuerzo adicional, y se pongan de manifiesto las disfunciones físicos y/o emocionales.

Mediante la Liberación Somato Emocional y toda una serie de recursos apropiados, el profesional ayuda a la persona a liberar esas emociones y recuerdos que le están provocando un malestar.