cropped-hypnotherapy1
cropped-hypnotherapy1

¿Qué es la Bioneuroemoción?

La BioNeuroEmoción es un método de consulta humanista mediante el cual se acompaña a la persona a encontrar los factores inconscientes que condicionan su vida. Darse cuenta de dichos factores y actuar en consecuencia permite lograr una mayor coherencia emocional y, por ende, un mayor estado de salud.

 

Para ello, la BioNeuroEmoción basa su método en los estudios sobre las disfunciones y su sentido de adaptación. Se apoya principalmente en conocimientos de biología y anatomía, y utiliza varias metodologías, como son la Programación Neuro-Lingüística, la Hipnosis Ericksoniana, el estudio del árbol genealógico y el desarrollo de una visión integral, entre otros.

 

La BioNeuroEmoción no puede equipararse a una terapia o tratamiento. Tan sólo es un método mediante el cual el interesado consulta una percepción alterna sobre una problemática determinada. Por este motivo, su intervención suele ser puntual y no realiza un seguimiento de la evolución de la persona, salvo petición expresa de la misma o del Acompañante en BioNeuroEmoción, ya que entiende que su bienestar dependerá, no tanto de la información proporcionada por el Acompañante en BioNeuroEmoción, sino de los cambios emocionales y conductuales que la persona lleve a cabo.

¿En qué consiste una consulta de Bioneuroemoción?

Consiste en acompañar a la persona para la persona recupere la coherencia entre lo que piensa, lo que siente y lo que hace, de esa forma se desactiva el programa inconsciente y eso contribuirá a una mejora de la salud.

La consulta en Bioneuroemoción pretende llevarle al inconsciente para encontrar de una forma consciente la emoción oculta que está desencadenando la disfunción o malestar.

¿Qué debe hacer antes de una consulta en Bioneuroemoción?

Primero: conseguir fechas de su árbol genealógico; fecha de nacimiento y defunción de sus antepasados (día y mes), saber si hay abortos en la familia, muertes repentinas, enfermedades mentales, discapacitados, alcoholismo, infidelidades, abusos, violaciones, temas de herencias, secretos familiares, en fin, toda información que se pueda conseguir hasta la tercera o cuarta generación (bisabuelos).

Si tiene pareja, también las fecha de la misma y de sus padres.

Segundo: hablar con su madre, saber cómo fue el embarazo, el parto y qué pasaba durante esa etapa hasta los tres años (en este punto insistir un poco, ya que casi todas las madres intentan protegernos, ocultando los conflictos y emociones de esa etapa y siempre dicen “todo bien”).

Tercero: motivo de consulta.

Muy importante que sea la persona la que pida la cita por voluntad propia.

¿Y después de la consulta?

Otro dato muy importante es saber qué hacer después de la consulta. Bien, después de la toma de conciencia es imprescindible que la persona pase a la acción y “se mueva” de donde está.

La comprensión siempre tiene que convertirse en acción y no ser solo algo virtual en nuestra mente.

Las acciones y decisiones que ha tomado son las que le han llevado a esa situación, por eso es fundamental cambiar ciertos hábitos y aprender a gestionar nuestras emociones.

¿La consulta termina después de la visita?

Obviamente no, el objetivo más importante de la consulta es tomar conciencia. Cuando una persona toma conciencia del origen de sus molestias o disfunciones, estas pueden hasta desaparecer. La razón es muy simple, eso ocurre porque ha habido un cambio de emoción.

Trabajar en casa y diariamente la nueva percepción, es fundamental para que nuestro inconsciente reciba el impulso nuevo. No es un trabajo normativo, es una nueva manera de ver las cosas y reforzarlas en el quehacer diario.

¿Cuántas sesiones son necesarias como mínimo y como máximo?

Hay personas que recuperan su bienestar en 10 minutos y personas que no lo hacen nunca. Hay personas que no quieren cambiar y no paran de buscar soluciones externas. Esta búsqueda es el motivo fundamental de su vida. Personalmente, pienso que en unas sesiones la persona puede y debe de sentirse mejor. De todas maneras, la experiencia va demostrando que la Bioneuroemoción es una manera de conocerse y de desprogramarse muy útil en el cambio de percepción.

¿Debo de dejar la medicación?

Rotundamente NO. La medicación tiene su función y en las fases curativas durante la Bioneuroemoción, ésta se hace necesaria. Para la Bioneuroemoción el diagnóstico médico es imprescindible, éste nos guía a buscar la causa emocional y permite que el consultante se recupere con el cambio que éste experimenta.

¿Para qué tenemos disfunciones físicas?

Es una solución biológica ante un conflicto emocional no resuelto, es un mecanismo de emergencia. Las disfunciones físicas y emocionales son programas biológicos de supervivencia. Por lo tanto, el malestar es una puerta entre el consciente y el inconsciente, es nuestra oportunidad de sanar ese conflicto oculto.

¿Cómo funciona la Bioneuroemoción?

Identificando el conflicto original, liberando la emoción que se oculta en el inconsciente y que ha causado en nuestro cuerpo la reacción, el malestar o disfunción y acompañando a la persona a un nuevo estado emocional con nuevos recursos y valores.

¿Qué técnicas o herramientas se emplean?

Para llegar a la emoción oculta emplearemos las siguientes técnicas y metodologías de acompañamiento emocional, como son:

Los Ciclos Biológicos Memorizados Celulares.

Hipnosis Ericksoniana.

El Proyecto Sentido.

El Transgeneracional.

Programación Neurolingüística.

Sofrología.

Rangos de hermandad.

Estas son algunas de las teorías que se abordan en la Bioneuroemoción ya que son consideradas factores que intervienen en la programación o codificación de los malestares o disfunciones.

Bioneuroemoción® es una marca registrada por Enric Corbera Sastre.

La formación del Instituto Español de Bioneuroemoción está avalada por la Asociación Española de Bioneuroemoción.